MENU

EL ORDEN SOLAR

 

NAVEGACION

 

 

La Verdad

 

EL TEMOR A DECIR LA VERDAD

Parece algo extraño, intrigante y que común y corriente en una forma afuera en el mundo, podría de pronto hasta costarle la vida a una persona decir esto.

Pero la verdad se impone sobre todas las cosas, si al MAESTRO JESUS decir la verdad le costo la vida y fue el hombre más grande de los hombres que haya pisado la tierra o uno de los más grandes, HOMBRE en verdad, EL HIJO DEL HOMBRE, el VERBO en si en persona, y él entregó la vida por la verdad, será que nos tememos a decir la verdad.

A ver, levante la mano el que éste de acuerdo en que hay que temer a la verdad.

Levanten la mano, los que no les temen DECIR LA VERDAD.

<Se acerca un señor al micrófono y dice: “Debemos ser prudentes, tenemos que adelantar pasos, pero no proceder a la ligera, es mejor caminar despacio y no caernos”.>

Pregunta el  V.M. SAMAEL al que habló: ¿Nos puede dar su nombre?, contesta el señor: “BENJAMIN SEGURA”

Toca que se cambie el apellido. El tiene razón, pero, DIOS NO TIENE LOGICA NI RAZON. Y si la lógica  y la razón, no son de DIOS, ¿entonces de quien son?

Si nosotros explicamos con algo basado en la verdad que las gentes se den cuenta en si realmente con la verdad necesaria lo que estamos afirmando, no hay porqué, vamos a tener temor.

Porque actualmente existe algo que se llama libertad de expresión, aunque no es totalmente libre.

Pero en esta época, no existe la pena de muerte en este país, autorizada por el gobierno. Existe el derecho a la vida, aunque se esta perdiendo actualmente. Ya saben sus mercedes como.

Empero, LA VERDAD es la base de todo principio. Todo principio que nazca de una verdad esa perdura y el principio que nazca de una verdad oculta o camuflada es una mentira, este es como mala semilla que al poco tiempo fenece y no alcanza a dar su fruto.

De tal manera y de tal forma que si la verdad es DIOS y la verdad es DIOS, eso se impone, porque temiendo a decir la verdad, han estado a través de los siglos los seres humanos.

Y en ese temor, sembrando e influenciado por aquel al que le llevan la cuenta de su nacimiento. Y al que le celebran LA NAVIDAD y al que le celebran LA SEMANA SANTA.