MENU

MENSAJES SELECTOS

 

NAVEGACION

 

 

Lucifer

 

LUCIFER  EL EMBAJADOR
ENTRE LA LUZ Y LAS TINIEBLAS

Todos los soles absolutos tienen su área luciférica, para inferiorizar la luz o para sublimarla, porque Lucifer recibe la luz inferior y la sublima para enviarla al Absoluto, recibe la luz del Absoluto y la inferioriza para lanzarla a las tinieblas o a las periferias, y así en los pequeños soles que alumbran los universos y las galaxias, existe en el área periférica de cada sol, existe el área luciférica. 

Si esto no fuese así, ya se hubiese apagado la luz de los soles que hay en los cosmos y en los universos, no existiría la luz y reinarían las tinieblas en todo el ámbito cósmico.  No puede tolerar el sol recibir la inmunda luz negra de las tinieblas, la luz sucia e inferior.  El Cristo ya dijo:” ¡si vuestra luz son tinieblas, cómo serán las mismas tinieblas! 

Esa luz que sube del abismo, la toma Lucifer, la recibe Lucifer, la almacena dentro de sí, la purifica y la limpia y la pasa al centro solar como energía genética que se condensa y se convierte en materia. 

Gracias a Lucifer existe la vida superior y gracias a Lucifer existe la vida inferiorLucifer es el mediador entre la luz y las tinieblas

Lucifer como embajador de los cielos, atiende las tinieblas.  Lucifer como embajador de las tinieblas, atiende la luz. 

Lucifer como laboratorio de la luz envía la luz al Absoluto.  Lucifer como laboratorio de las tinieblas envía las  tinieblas al abismo. 
Todos los soles reciben la energía solar lunarizada y deteriorada enviada de los planetas y cuerpos celestes que estén alrededor de cada sol que exista en los cosmos, la torna en luz absoluta y la envía al sol.  Lucifer recibe la luz absoluta de los soles, la trasforma y la adapta a los planetas y la envía a los planetas adaptada a la situación y capacidad de cada planeta.  Si esto no fuese así, los planetas arderían como una tea, serían fulminados por la luz solar que saldría directamente de los soles, no existirían ya los planetas.

Lucifer se encuentra en  la periferia de todos los planetas.  Estamos descendiendo hasta llegar a donde estamos.  No solamente en los soles se encuentra Lucifer, superiorizando la luz o inferiorizando la luz.  Lucifer se encuentra en todos los planetas y cuerpos celestes de los cosmos, inferiorizando la luz de los soles y superiorizando la luz de los planetas. 
Gracias a la fuerza luciférica, gracias a Lucifer que está en la periferia de los planetas recibiendo la luz solar y transformándola en luz y calor.

 Para información del planeta tierra, redigo lo siguiente: Los soles no son teas ardientes, no son bolas de fuego, son planetas similares a todos los planetas que hay en los cosmos; son planetas comunes, excepto que dentro de su masa existe un gran caudal de energía fohática, fría. 
Vosotros mortales de la tierra, conocéis una batería, esta batería es un sol, sólo necesitáis a Lucifer para que éste se convierta en luz.  ¿Y cuál es ese Lucifer?: la unión de dos polaridades, polo negativo y polo positivo y un cable que comunique con ese escudo de Alah llamado escuela que es luz.  Cerrad el circuito y ya tenéis un sol alumbrando llamado batería.  Es un orden cósmico traído a los hombres y practicado por los hombres. 

Esa batería es un sol que cargáis en vuestro carro.  Cada planeta es una batería cargada por esa planta absoluta del Sol Absoluto de su universo, y ese sol absoluto es cargado por el sol absoluto de su cosmos, y ese sol absoluto de ese cosmos, es cargado por el sol absoluto del Absoluto Solar del  Protocosmos Cósmico del Cosmos. 

En cada sol que es cada planeta solar, está la energía genética condensada y fría, apagada, sólo necesita Lucifer cerrar el circuito, unir el polo negativo con el positivo para trasformar esa energía en luz y calor.  Así en la periferia de los planetas está Lucifer.  La luz llega a los planetas, fría y apagada, empero Lucifer toma esa luz fría y apagada y la torna en luz lumínica y calórica. 

Que los nombres que han puesto los hombres a los componentes físicos y químicos de la periferia de los planetas.  Vuelvo y redigo: qué los nombres que han puesto los hombres a los componentes físicos y químicos de la periferia de los planetas, no le llamen Lucifer, no quiere decir que éste no lo sea. 

Dentro de la capa atmosférica, dentro de la capa ozónica, dentro de la estratosfera está Lucifer, y hoy Lucifer está inferiorizando la luz a tal grado que la misma inferioridad que los seres humanos han producido, y le han colaborado a Lucifer, para que éste permita que los rayos solares que mismo Lucifer está convirtiendo en luz y calor, penetren a la tierra y causen daño a los hombres. 

Sí, la ciencia llama capa ozónica, exactamente los mismos seres humanos le están colaborando a Lucifer para que los rayos solares que él está transformando en luz y calor, perjudiquen a los hombres, porque no existen los elementos físicos y químicos para la trasformación de ese sol adaptado a la tierra. 

Gracias a Lucifer que es luz inferiorizante e inferiorizada y  luz superiorizada, tienen luz los planetas. 

 Cuando el planeta tierra estaba a la penumbra de Saturno, no estaba allí Lucifer, sólo enviaba a las tinieblas a este planeta.  Cuando el gran Jehová en plural, sacó la tierra de la penumbra de Saturno y dijo: hágase la luz, puso a Lucifer a la periferia de este planeta para que trasformase la luz del sol o la energía solar, la trasformase en luz y en calor, y quedó iluminado el planeta tierra, actividades y labores cósmicas de Lucifer. 

¡Ay que los hombres conocieran los  secretos y los misterios de los cielos!  Los mortales desconocen, y  blasfeman y maldicen contra quien desconocen, trayéndose mayor karma sobre si. 

Ya os dije, desde lo más superior y más sublime que existe en el cosmos es creado por Dios, hasta lo más inferior que existe en el cosmos, es creado por Dios, y le ha puesto leyes inmutables y mecanismos cósmicos para su funcionamiento.